L’Autòdrom i l’Ajuntament de Sant Pere de Ribes segellen els seus compromisos

El Pleno del Ayuntamiento de Sant Pere de Ribes aprobó el pasado martes, de manera definitiva, el convenio relativo al Autòdrom, que certifica los compromisos por parte de la empresa Terramar 1923, que gestiona las instalaciones. El convenio ya había sido aprobado, en formato inicial, por el mismo Pleno, el 31 de marzo de 2020.

El convenio pone en firme los compromisos manifestados por Terramar 1923 para desarrollar el proyecto de reapertura del Autòdrom, y convertirlo en un espacio que acoja eventos ecuestres de carácter internacional y, al mismo tiempo, potenciar la parte dedicada al motor con actividades orientadas a marcas automovilísticas y recuperar su carácter histórico.

En este sentido, el documento expone las obligaciones de Terramar 1923 en el desarrollo del ámbito de actuación en los términos recogidos en la modificación del Plan General de Ordenación Urbana, aprobada en mayo de 2020, y que redujo en un 40% el techo de edificabilidad que tenia anteriormente esta zona.

Además de estas obligaciones, el convenio también detalla otros compromisos por parte de Terramar 1923

  • Ampliación de las mejoras medioambientales en torno a la Riera de Ribes e implantación de una vía verde para facilitar el acceso de personas y bicicletas.
  • Ejecución y financiación de la totalidad de la obra de urbanización del entorno.
  • Mantenimiento, conservación y cuidado del conjunto urbanizado de titularidad pública durante un período de cinco años, mas cinco más adicionales.
  • Participar en la propuesta de gestión de los equipamientos públicos contemplados en la actuación urbanística.

El documento también compromete el Ayuntamiento en los trámites administrativos y urbanísticos correspondientes, derivados de la legislación vigente.

Terramar 1923 ejecutará en su conjunto diversas actuaciones de mejora pública con el desarrollo del proyecto de reapertura de las instalaciones. Es el caso de:

  • Restauración y recuperación de los edificios de carácter histórico y patrimonial del recinto, como la masía Clot dels Frares, Can Sidós, la tribuna del circuito y las pequeñas edificaciones que sirvieron como boxes, fábrica de componentes y cantina.
  • Plantación de 700 árboles de especies autóctonas.
  • Destinar más de 2 hectáreas en cultivos agrícolas.
  • Recuperación y mantenimiento de los caminos perimetrales al Autòdrom.
  • Cesión de un espacio de 3.000 metros cuadrados para edificar un equipamiento público de titularidad municipal.
  • Soterramiento de las líneas eléctricas en el entorno de la Riera, entre Minivitlles i Rocamar.
  • Peatonalización del acceso histórico del Autòdrom.
  • Acondicionamiento del acceso rodado a Rocamar des de la recta de la Mata.
  • Nuevas acometidas de agua potable a Rocamar.

Con la aprobación definitiva del convenio entre las dos partes, el proyecto de reapertura avanza un nuevo paso para el próximo inicio de los trabajos de adaptación.