NOTA DE PRENSA

La recuperación de un espacio histórico

El nuevo Autòdrom Terramar, finalmente una realidad

El proyecto de revitalización del espacio ha conseguido la aprobación provisional de la modificación del plan general de urbanismo, necesaria para seguir adelante

 

El proyecto de revitalización del Autòdrom Terramar, ubicado en Sant Pere de Ribes, ha conseguido este mes de diciembre la aprobación provisional de la modificación del plan general de urbanismo, necesaria para abrir de nuevo las puertas de este espacio con casi 100 años de historia.

Los impulsores de la iniciativa quieren dar una nueva vida a este emplazamiento emblemático que, con su inauguración en 1923, se convirtió en uno de los primeros circuitos automovilísticos del mundo. El objetivo: que vuelva a ser un lugar de encuentro y de generación de momentos memorables en contacto con la naturaleza, tanto para los amantes del motor y su historia, como para los del mundo ecuestre y los espacios verdes.

 

El nuevo Autòdrom Terramar, finalmente una realidad

 

De hecho, cada uno de ellos contará con un área específica. Se prevé reservar el centro y norte del espacio como zona de eventos ecuestres de alto nivel y de referencia en el calendario ecuestre internacional. La zona sur será la dedicada al mundo del motor, el automovilismo, su historia y el apasionante mundo del coche clásico y los eventos internacionales que se organizan alrededor del mismo de manera recurrente. Y la propuesta se completará con una oferta hotelera, que permita ubicar principalmente a los participantes en los eventos, de modo que revierta en beneficios para la comarca en general y el municipio en particular. Todo ello preservando el conjunto del espacio para potenciar tanto su valor histórico como natural.

 

 

Jornada de puertas abiertas 2

Hasta llegar a la aprobación por parte del pleno municipal de Sant Pere de Ribes se ha recorrido un largo proceso de información pública, tras el cual se han integrado las correspondientes modificaciones al proyecto. El siguiente paso es la aprobación definitiva de la modificación del plan general de urbanismo por parte de la Generalitat, quien ya incorporó en su momento los prescriptivos informes sectoriales a través de sus agencias y cuyas conclusiones también se han incorporado.

Uno de los objetivos del proyecto es preservar la riqueza natural del espacio, uno de sus principales valores. En este sentido, ha contado con la aprobación de la Oficina Territorial d’Acció i Avaluació Ambiental de Barcelona y del departament d’Agricultura, y se ha puesto especial énfasis en la protección de la Riera de Ribes. Con el objetivo de que la naturaleza sea algo omnipresente en el Autòdrom Terramar también se quiere limitar la artificialización del suelo: limitar las superficies hormigonadas y preservar los elementos existentes como los muros de piedra característicos de la zona, así como utilizar vegetación autóctona para minimizar la aportación de agua y respetar la biodiversidad local.

Otras medidas dirigidas a hacer del espacio un lugar sostenible será la búsqueda de la eficiencia energética -con la eco-concepción de los edificios y el uso de placas fotovoltaicas para autoconsumo-, la gestión de residuos -reutilizando el estiércol de caballo compostado para las zonas verdes- y la del agua -el uso de agua regenerada de la depuradora o balsas de recuperación de agua, entre otras medidas-.

 

La recuperación de un espacio histórico

GRANDPRIX es el grupo que desde 2016 está impulsando la recuperación del Autòdrom Terramar. Desde entonces han trabajado en el mantenimiento del espacio, que ha permitido descubrir de nuevo las antiguas gradas y limpiar la pista para evitar su degradación, así como acoger eventos especiales como el Rally Barcelona-Sitges, un clásico del vehículo de época, en marzo de 2019, o el lanzamiento mundial de la marca Cupra por parte de SEAT, en febrero de 2018.

El nuevo Autòdrom Terramar, finalmente una realidad 1

Estos últimos años el Autòdrom Terramar también ha estado en el punto de mira de productoras de cine y publicidad y lo han elegido como localización el Grand Tour (Amazon Prime), o estos últimos meses la firma británica de vehículos de lujo Aston Martin, que eligió esta ubicación para dar a conocer en todo el mundo su última creación -el DBX, el primer SUV de la historia de la marca- el pasado diciembre.

 

 

En cifras

El proyecto prevé una inversión inicial de 25 millones de euros para la parte de eventos ecuestres y motor. Respecto a la generación de puestos de trabajo, se calcula unos 200 en la fase final del proyecto independientemente de los necesarios para la creación y construcción de infraestructuras, además de los que se puedan crear de forma indirecta por los gastos y las colaboraciones que se quieren establecer con proveedores locales.

 

¿Qué actividades se prevé acoger?

El objetivo de GrandPrix es recuperar el espacio para acoger eventos ecuestres abiertos al público, así como rendir homenaje a la historia del circuito y su vínculo con el mundo del motor con eventos relacionados con este ámbito -aunque se descartan las carreras-. Respecto a la oferta hotelera, el objetivo es que dé cabida a los asistentes a los diversos eventos y que su presencia revierta en beneficios para la comunidad que los acogerá, en este caso Sant Pere de Ribes.

El nuevo Autòdrom Terramar, finalmente una realidad 4

Crédito: Gaby Esono

En palabras de los impulsores del proyecto: “nuestra misión en el Autòdrom es crear un espacio de encuentro entre personas, distintas procedencias e historias, alrededor del mundo ecuestre y automovilístico. Con el Autòdrom como icono de un lugar único a preservar, embellecido por la naturaleza y abierto al mundo y a la comunidad que lo acoge”.

 

Sobre GRANDPRIX

GRANDPRIX es un grupo franco-español de comunicación y de organización de eventos deportivos. Cuenta con una amplia experiencia en el sector de la organización de eventos ecuestres, es el primer grupo del sector en Francia, donde organiza concursos hípicos en lugares tan emblemáticos para los deportes ecuestres como París, Deauville o Fontainebleau, y es el primer grupo editorial ecuestre de Europa, con más de cuarenta colaboradores trabajando desde ocho países diferentes del continente.