Tal y como informábamos a finales del pasado mes de marzo, la prensa, tanto local como nacional, se ha hecho eco, con cierta periodicidad, del Autòdrom Terramar. ¿La razón? El proyecto de revitalización que el pasado lunes 14 de mayo, Vincent Goehrs, CEO de GRANDPRIX y Jordi Artigas, de OUA-Arquitectos, presentaron a los vecinos de Rocamar. Llegados a este punto, y no sin razón, nos surgen diversas preguntas acerca del susodicho proyecto…

Sin embargo, antes de entrar en materia, debemos echar la vista atrás… Hace algo más de dos años que GRANDPRIX desembarcó en el Autòdrom Terramar decidida a iniciar una nueva etapa en su estrategia de expansión. La idea era desarrollar un sitio propio: un lugar acogedor, respetuoso, multiuso y completamente integrado en su entorno. De nuevo, comprensiblemente, cabe formularse otra pregunta, ¿qué es GRANDPRIX?

GRANDPRIX es grupo de comunicación y organización de eventos franco-español con una dilatada experiencia en el sector hípico. El grupo cuenta con más de 40 colaboradores operando desde 8 países, y organiza eventos en localizaciones tan emblemáticas para los deportes ecuestres como son París, Deauville o Fontainebleau.

El proyecto de revitalización del Autòdrom Terramar se sustenta sobre dos grandes pilares, el mundo de los deportes ecuestres y el del motor. Por un lado, prevé crear un circuito invernal de salto de obstáculos completamente abierto al público y que dé cabida a competiciones internacionales de distintos niveles durante los meses más fríos en Europa. Para ello, se habilitarán un seguido de pistas multifuncionales en la explanada interior del Autòdrom, capacitadas para acoger desde competiciones hípicas hasta actividades centradas en el ocio familiar como markets o exposiciones de arte.

Por otro lado, el circuito acogerá distintos eventos del mundo del motor durante la temporada estival, tales como exhibiciones o presentaciones de coches. Hasta la fecha, el Autòdrom Terramar ya ha recibido diversos eventos automovilísticos de primer orden, de entre los cuales cabe destacar el lanzamiento mundial de la marca Cupra de Seat a finales del pasado mes de febrero.

“A contemporary vision of sportiness.” – Luca de Meo, President of SEAT. #CreateThePath

A post shared by CUPRA (@cupra_official) on

El objetivo final del proyecto pasa por crear un espacio de ocio familiar consagrado a salvaguardar una joya del patrimonio automovilístico catalán como es el Autòdrom Terramar. Para ello, y tras varios años de trabajo codo con codo con el Ayuntamiento de Sant Pere de Ribes, GRANDPRIX presentó un proyecto comprometido con la revitalización y la preservación del emplazamiento. “Este sitio tiene historia, y la historia no tiene precio. El Autòdrom es un anillo sagrado que en ningún caso pretendemos desvirtuar. Nuestro proyecto se desarrolla alrededor del mismo, potenciándolo y, sobretodo, mimándolo”,   declaraba recientemente Vincent Goehrs, director del proyecto, que añadía: “En el momento en que se superen todos los trámites administrativos, iniciaremos las reformas pertinentes. Hemos venido para quedarnos”.

A principios de este mes, el proyecto recibió el aval de la Comisión Territorial de Urbanismo de Barcelona, un paso adelante más para que el Autòdrom Terramar acoja, a principios de 2020, su primera competición hípica.