El abandono convierte en ruina todo lo que toca, pero volver de nuevo la mirada hacia el objeto olvidado puede hacer que recupere con creces su valor. En el Autòdrom Terramar hay más de 15.000 m² de naves llenas de objetos olvidados que el tiempo ha convertido en un trozo valioso de su historia. 

Más de 15.000 m2 de naves llenas de objetos con historia 9 Más de 15.000 m2 de naves llenas de objetos con historia

En el proceso de limpieza de esos espacios se están recuperando piezas especiales que formaron parte de la Granja Avimar -la explotación avícola a la que se destinó el espacio del Autòdrom entre los años sesenta y ochenta- y que tienen valor histórico y patrimonial. Se limpian y restauran con el objetivo de que cobren una nueva vida en el marco del nuevo proyecto, donde el futuro se escribe desde un profundo respeto al pasado.
En este vídeo, podéis acceder a algunas de esas naves y piezas que llevaban décadas abandonadas en los boxes, cantinas y naves del circuito. 
Los objetos recuperados van desde un amperímetro hasta una envasadora o pesadora de huevos de la época de la Granja Avimar. El material que no se recupera se gestiona como residuo, ya sea chatarra o reciclaje. Podéis leer más sobre la historia de esta granja en este artículo, llegó a contar con decenas de miles de gallinas y contribuyó de forma indirecta a que las curvas del circuito permanecieran casi intactas