Hoy hablamos con Jordi Gené, piloto de carreras profesional y embajador de la marca Cupra, acerca de su experiencia en el Autódromo de Terramar. ¡No te lo pierdas!

 

Autódromo de Terramar: ¿Qué haces ahora? ¿Sigues compitiendo?

Jordi Gené: Actualmente soy embajador de la marca Cupra, así como su piloto de desarrollo. Este año vamos a centrar la parte deportiva en carreras de resistencia como las 24 horas de Nurburgring, las 24 horas de Spa y las 24 horas de Barcelona junto al desarrollo del nuevo León Cupra para el campeonato del mundo de TCR y el nuevo coche 100% eléctrico de carreras de CUPRA, el eRacer.

 

A.T.: Relátanos tu primera experiencia en el Autódromo de Terramar

J.G.: La primera vez que visité el Autódromo fue una sorpresa mayúscula pues había oído hablar de él pero no lo conocí hasta que realicé un evento para el departamento de coches históricos de Seat. Quedé impresionado por tener unas instalaciones tan espectaculares y únicas en el mundo de la automoción al lado de mi casa y no haber estado en toda mi vida.

 

A.T.: ¿Desde entonces cuantas veces has vuelto y para qué?

J.G.: Desde mi visita hace 4 años he repetido un montón de veces pues son unas instalaciones impresionantes y encajan con las marcas con las que colaboro. Seat, Audi VW y Skoda. Es un lugar privilegiado para presentaciones de coches y eventos donde la puesta en escena es importante.

 

A.T.: Te hemos visto circular a muy baja velocidad por lo más alto del peralte de la curva norte… ¿Cómo lo haces?

J.G.: La experiencia de copilotaje es muy espectacular a baja velocidad ya que sientes la fuerza de la gravedad y el ángulo de inclinación lateral hace pensar que vas a caer. Tienes que gestionar muy bien la velocidad con la deriva que coge el vehículo. Da la sensación de estar derrapando durante todo el peralte.

 

A.T.: ¿Cómo ves el proyecto de revitalización del Autódromo de Terramar?

J.G.: Es un proyecto muy interesante, poder dar continuidad a un circuito que esta igual que hace 100 años es importantísimo para preservar la historia del automovilismo y al mismo tiempo es una oportunidad única para potenciar Catalunya y España como primer destino de todas las marcas que quieren presentar sus modelos mas emblemáticos.