En el Autòdrom, además de residir una parte de la historia del siglo XX, habitan alrededor de un centenar de árboles frutales. Higueras, albaricoqueros, almendros, olivos… son parte de la riqueza de este espacio único. Conscientes de ello, llevamos años cuidándolos. Desde el inicio del proyecto en el 2016 se han saneado y podado, y seguiremos haciéndolo. 

De hecho, en el marco del proyecto de recuperación del Autòdrom Terramar, la población de árboles aumentará hasta los 700 ejemplares, de 30 especies diferentes, todas autóctonas, sin contar flores, prados y arbustivos. Además están previstas una serie de medidas adicionales para preservar y mejorar la vegetación existente. Todas ellas las recogimos de forma resumida en nuestro código verde
Para que podáis disfrutar de estos ejemplares con vuestros propios ojos, realizamos este vídeo que hoy compartimos en el blog: 

 

Otras medidas de preservación y mejora del entorno incluidas en el proyecto son la restauración de la zona posterior de la curva sur -actualmente un campo abandonado- con vegetación de ribera o la recuperación del bosque de ribera en el sector oeste del Autòdrom, entre el circuito y la riera de Ribes (dentro del ámbito de planeamiento). Podéis verlas todas aquí.