El plan general de ordenación urbana de Sant Pere de Ribes contemplaba, en el entorno del Autòdrom Terramar, 91.134 metros cuadrados de suelo edificable. Con el actual proyecto, esta superficie se ha reducido a 52.628 metros cuadrados.

  • Los anteriores proyectos presentados para llevarse a cabo en este espacio agotaban los más de 90.000 metros que permitía el plan
  • En este caso, se quiere preservar y potenciar el entorno natural y, de hecho, el valor paisajístico es uno de los puntos fuertes del proyecto
El plan general de ordenación urbana de Sant Pere de Ribes contemplaba, para el entorno al Autòdrom Terramar, la posibilidad de edificar hasta 91.134 metros cuadrados. Sin embargo, en el marco del proyecto de recuperación de este espacio abandonado desde los años 50, esta cifra se ha reducido prácticamente a la mitad, hasta los 52.628 m². En esta cifra están incluidos los edificios históricos que se restaurarán y 3.000 m² de techo cedido para equipamiento público. Si cualquier proyecto, en el futuro, quisiera construir más, tendría que volver a someterse a un cambio de planeamiento urbanístico.
Esta es una de las evidencias más fácilmente contrastables en cuanto a la naturaleza no especulativa del proyecto. Así lo explicaron en dos entrevistas tanto Matthieu Liard, director de l’Autòdrom Terramar, como Jordi Artigas, urbanista encarregat del projecte.
El proyecto de recuperación del Autòdrom nace con la voluntad de revitalizar este espacio único y abrirlo de nuevo al público -algo que no sucede desde el año 1956 y la última carrera en el Autòdrom-, para que se pueda disfrutar de los más de 144.000 metros cuadrados de zona verde que incluirá, además de la actividad económica que se desarrollará alrededor de el mundo ecuestre -durante los meses de invierno-, del motor -por su vinculación histórica- y de los eventos.
Esta actividad se complementará con algún restaurante y una oferta hotelera de poca intensidad constructiva, con pequeñas villas y edificios históricos rehabilitados.  “Siempre nos hemos enfocado mucho en el aspecto integrado y sostenible del proyecto, porque creemos que el gran valor de este lugar es el paisaje, y en la zona hotelera queremos seguir esta misma línea”, afirma Matthieu Liard.

Compromiso con el valor natural del Autòdrom 9

La vertiente medioambiental

Los responsables del proyecto explican que “es comprensible la preocupación por un entorno que se aprecia y se valora, pero hay argumentos utilizados como el de la voluntad especulativa que, sencillamente, no son ciertos. Tampoco que se construirán 4 hoteles, como se ha llegado a decir, ni que se cubrirá de asfalto un espacio para más de 3.000 plazas de aparcamiento. El proyecto prevé acoger, en ocasiones muy limitadas -como lo podría ser un acontecimiento del coche clásico-, un máximo de 1.500 vehículos, pero los aparcamientos serán de suelo permeable, vegetalizados y en terraza, de hecho se conservarán y restaurarán los muros de piedra seca del entorno”.
En cuanto a la superficie de viña afectada en el norte del circuito, ésta será trasplantada y este suelo agrícola se compensará con la plantación de una superficie un 50% superior en una área próxima. En la zona norte, de hecho, se destinará una hectárea a la plantación de un huerto ecológico para autoconsumo.
Los bosques y la Riera de Ribes no tan solo se respetan sino que hay planes de mejora ya aprobados y medidas para garantizar que se preserve la conectividad ecológica del entorno.
Hay previstos 144.000 metros cuadrados de espacio verde, 25.000m2 de terreno para equipación deportiva al aire libre y la plantación de más de 700 árboles de especies autóctonas, además de preservar los ejemplares existentes. También la habilitación de una vía verde y la peatonalización de uno de los accesos, donde hasta ahora podían circular vehículos a motor. Así como medidas para optimizar la gestión de los recursos y para mejorar la biodiversidad del espacio (se pueden consultar en el código verde).
En què consisteix el pla de restauració de la Riera de Ribes? Sis mesures concretes 4

Plano de la vía verde asociada a la riera, contemplada en el Plan Especial de Protección y Restauración de la Riera de Ribes

 

Información y diálogo 

Es imprescindible la mirada crítica de asociaciones, partidos políticos y ciudadanos activos para recordarnos siempre nuestra responsabilidad con el entorno donde desarrollaremos nuestra actividad. Y nuestro deber es informar para que la crítica esté basada en lo que es el proyecto real.
En este sentido, el proyecto ha estado en exposición pública durante 13 meses, se realizaron reuniones informativas con organizaciones, partidos políticos, se informó a los diferentes municipios y se incluyeron alegaciones que, seguro, contribuyeron a mejorar el proyecto. “Siempre hemos sido proactivos y hemos estado abiertos a escuchar y así seguirá siendo”.
En la página web del autodrom-terramar.com se encuentra un documento de preguntas y respuestas en el que poder resolver prácticamente cualquier duda.

“Nuestra misión en el Autòdrom es crear un espacio de encuentro entre personas, diferentes procedencias e historias, alrededor del mundo ecuestre y automovilístico. Con el Autòdrom como icono de un lugar único a preservar, embellecido por la naturaleza y abierto al mundo y la comunidad que lo acoge”.